Generación 1967 propone encuentro con jóvenes agrónomos para rescatar el campo mexicano

El reto que deben enfrentar los jóvenes agrónomos en la actualidad, es la producción suficiente de alimentos para los 120 millones de habitantes, de los cuales 50 millones no comen bien por la falta de éstos, lo cual se debe a las fallidas relaciones políticas y sociales implementadas en el agro, destacó el ingeniero Salvador Domínguez Sánchez, a nombre de la generación “Amigos por siempre”, egresada en 1967 de la Escuela Nacional de Agricultura (ENA), hoy Universidad Autónoma Chapingo.

Al conmemorar su 50 aniversario de haber egresado de la ENA, el ex académico de la ENA-UACh, consideró que para replantear esas políticas y hacer producir más al campo, es urgente un encuentro entre generaciones de “viejos” y los estudiantes de la universidad, para intercambiar experiencias acumuladas en estos 50 años de experiencia profesional, con el objetivo de alcanzar la soberanía alimentaria.

Consideró que hace cinco décadas el campo mexicano era vigoroso, que permitió a los agrónomos generar alimentos para los 60 millones de habitantes que se registraban en el país en esa época, sin embargo, actualmente el agro está empobrecido y con una población creciente que supera los 120 millones de personas: “Esto significa un reto que se debe plantear en este encuentro de viejos y jóvenes chapingueros, nosotros ejercimos la profesión con resultados suficientes, ¿por qué los jóvenes de hoy no habrían de superarnos y más aún si cuentan con nuestra experiencia?”, subrayó.

Destacó que un eje fundamental en el desarrollo del campo, ha sido el cuidado de las relaciones sociales y la economía del campo, mediante la lógica y la voluntad para dedicarse al manejo de suelos, plantas, animales, industrias, control de plagas, y enfermedades; por ello, estableció que sin abandonar sus labores, la generación 1967 “Amigos por siempre”, está dispuesta a colaborar con los estudiantes para rescatar al campo.

Durante su discurso, el ingeniero Domínguez Sánchez hizo un llamado para establecer un trabajo con los jóvenes dónde, a través de videoconferencias, se pueda replantear y trabajar en soluciones para responder preguntas esenciales que pueden contribuir al desarrollo del campo, entre las que destacan ¿Cómo lograr la soberanía alimentaria sustentable?, ¿Por qué desaparecen los árboles y los suelos se degradan?, ¿Consideras conveniente que el capítulo agropecuario y forestal permanezcan en el TLC?, ¿Cómo combatir la roya del cafeto que lo aniquila?, ¿Chapingo tiene suficiente presupuesto para maestros alumnos, campos experimentales, laboratorios, o está empantanado en la burocracia federal interior y exterior?, ¿Chapingo desaparece cediendo a la privatización de la enseñanza como si no existiéramos tantos chapingueros y tantos hombres del campo en México?, ¿La Universidad Autónoma Chapingo está a la altura de las circunstancias demandantes de ciencia, tecnología y sustentabilidad?.

En la ceremonia oficial, recordó a varios de los profesores, connotados agrónomos que dejaron huella en cada uno de ellos, conocimientos que aplicaron en favor de la agronomía nacional; entre los investigadores que les trasmitieron sus conocimientos en las aulas se encontraron Gilberto Palacios de la Rosa; Efraím Hernández Xolocotzi; Efren Fierro Camargo; Francisco Baldovinos de la Peña; entre otros.

En representación del rector, doctor Sergio Barrales Domínguez, estuvo presente el director general Académico, ingeniero Edgar López Herrera, quien les habló, entre otros aspectos, sobre los cambios que ha tenido la universidad, desde su inclusión de mujeres y su crecimiento en la población estudiantil, el número de carreras, maestrías y doctorados, que le han dado mayor nivel educativo a la institución y el ingreso permanente de jóvenes de extracción indígena.

 

 

Lic. Guadalupe Cruz Reynel
comunicacionsocial@chapingo.mx

 

 

 --ooo000ooo---