Colibríes arando el aire: electrostática y otras historias

Víctor Manuel Ortega Jiménez, biólogo y profesor de la Universidad de Berkeley, California, ofreció la conferencia “Colibríes arando el aire: electrostática y otras historias” ante decenas de alumnos del departamento de Ingeniería Agroindustrial.

Él es originario de Puebla; estudió la maestría en el Colegio de la Frontera Sur, ECOSUR y el doctorado en el Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada, Baja California, CICESE. Actualmente estudia un postdoctorado en la universidad de Berkeley, en California, donde investiga cómo vuelan los animales

Ortega Jiménez señaló que le intereso estudiar a los colibríes, porque son unos animalitos muy aguerridos: “El dios de la Guerra de los aztecas es Huitzilopochtli; huitzi quiere decir colibrí, porque estos animales siempre están protegiendo su territorio”.

Otra característica de los colibríes es su capacidad de vuelo y de aerodinámica, algo que los hace únicos: los colibríes pueden mantenerse estáticos por el tiempo que ellos quieran, volar de espaldas, hacia delante, hacia arriba; pueden hacer maniobras, sacudirse el agua, además de que son un buen modelo biológico para hacer experimentos aerodinámicos. En América hay una gran diversidad que supera las 330 especies.

El biólogo Víctor Manuel Ortega señaló que los conocimientos generados en otros países acerca de cómo vuelan los animales, cuales son los límites y capacidades de control de vuelo, pueden servir para desarrollar nuevas tecnologías en aviones, en pequeños drones o en vehículos no maniobrables que pueden extenderse a México. Sobre ello reveló que su sueño es instalar un laboratorio de vuelos en el país.

Finalmente, el biólogo agradeció a los profesores de la Universidad Autónoma Chapingo, que le dieron la oportunidad estar con los alumnos, a quienes les pidió que trabajen con ética en todo lo que hagan, “porque un mexicano que trabaja, siempre tendrá las puertas abiertas en todo el mundo”.

Tags: