En aumento pobreza alimentaria en México

-Coinciden científicos de 20 países en evento organizado por Chapingo

 

Al dar inicio la 7ª Jornada Mundial de Vanguardia Científica, en la Universidad Autónoma Chapingo el rector de Chapingo, José Sergio Barrales Domínguez sostuvo que la pobreza alimentaria en México va en aumento, lo cual debe ser considerado como una alerta para la población y los gobiernos.

Durante su ponencia “La necesaria defensa de la agricultura e identidad tradicional mexicana ante el impacto de la modernización de la producción procesamiento y distribución global de los alimentos sostuvo que hay una gran dependencia alimentaria en México, ejemplo claro es la importación del 80 por ciento de arroz que se consume en el país, en tanto que de maíz es de 50 por ciento, además del frijol también se compra en otros países”.

Aseguró que la soberanía alimentaria es la libertad de los pueblos para producir sus propios alimentos, por lo que se ejerce el derecho universal de decidir qué comer, cuándo comer y cuánto comer conservando la cultura generada para su alimentación.

Subrayó que actualmente se venden grandes extensiones de tierra en el campo a empresas trasnacionales, lo cual calificó de lamentablemente, pues establecen maquiladoras, y como ejempló citó a la empresa Audi en Puebla, que compró extensiones de tierra y afectó a miles de campesinos.

En su oportunidad, el rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León señaló que entre 2004 y 2014 se reportaron 8 mil 241 defunciones por deficiencias nutricionales anuales en promedio, según el INEGI.

Agregó que en el 2010, del orden de 28 millones de personas no tuvieron acceso a una alimentación adecuada y la población en pobreza extrema, al 2014, ascendía a 11.4 millones (9.5 por ciento), destacó que México tiene un papel protagónico en la producción y exportación de alimentos a nivel mundial en donde ocupa el lugar número 12, entre 194 naciones, como productor de alimentos.

Al referirse a la superficie agrícola sembrada, comentó que se ha mantenido relativamente constante en los últimos 25 años en alrededor de 20 millones de hectáreas, para 2014 la cifra fue de 22.2 millones de hectáreas: “La Encuesta Nacional Agropecuaria 2014 reportó una superficie de 109.3 millones de hectáreas a nivel nacional; sin embargo, sólo 4 de cada 10 hectáreas se destinan a la producción de alimento”.

Señaló que en el siglo XXI ha traído desafíos profundos y sin precedentes, para sobrevivir a la crisis social y ambiental, debe tenerse una nueva forma de pensar en una nueva economía, lo cual es necesaria y urgente.

Momentos antes de que se diera la inauguración de la 7ª Jornada Mundial de Vanguardia Científica, donde participarán 20 países, el coordinador de asesores de la Sagarpa, Flavio Díaz Mirón, en representación del licenciado José Calzada Rovirosa, titular de la dependencia federal, afirmó que México ocupa actualmente el lugar 12 de la producción de alimentos y en pocos años seremos de los 10 primeros: “Este año vamos a llegar a romper la barrera de exportar los 30 mil millones de dólares en productos del campo, buscamos el benéfico de la producción de alimentos en México y que se permee a todas las esferas agroindustriales, en donde contemplamos a los pequeños productores también”.

Apuntó que la Sagarpa actualmente está impulsando la mecanización del campo, pero ello implica que los instrumentos, como son los tractores se usen eficientemente, pues en ocasiones sólo se usan en un 10 por ciento de su capacidad; además se contempla la modernización de riego: “Estamos al 5 por ciento de cumplir la meta, no es solo dar agua, sino utilizarla mejor en lo que llevamos de 400 mil hectáreas, eso implica que hemos recuperado el agua que pudiera dotar a cerca de 18 millones de personas y se espera que al término del sexenio se llegue a las 500 mil hectáreas”.

Al referirse a la alimentación, comentó que no sólo se preocupan, sino que se ocupan, debido a que interesa producir más toneladas de producto, pero dentro de las políticas públicas se están enfocando más para dar valor agregado a los productos: “No es nada más producir y vender lo que se produce; es producir, clasificar, vender, exportar, es decir, ver todos los aspectos de la cadena, es lo que nos ocupa”, aseveró el funcionario.

---ooo000ooo---