Egresados de Parasitología se comprometieron a seguir protegiendo la producción agrícola del país

Egresados del departamento de Parasitología celebraron 35 años de haber concluido una de las profesiones más importantes e interesantes de la agronomía, en el contexto de la producción agrícola.

En ese marco, el maestro Enrique Reyes Domínguez, egresado de la Universidad Autónoma Chapingo, aseguró que la parasitología agrícola tiene como objetivo proteger las cosechas del ataque de plagas y enfermedades, en aras de asegurar y mejorar la productividad del campo.

Señaló que los egresados están ejerciendo la agricultura en materia de políticas de sanidad vegetal, en el servicio público, en la enseñanza e investigación, en la prestación de servicios, en las cadenas de distribución, y comercialización: “Hemos sido y procuramos ser gente de bien y exitosos”.

Mientras tanto, en entrevista con Gerardo Martínez Díaz, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias en el Noreste del país y egresado de esta generación, señaló que el papel de los parasitólogos será muy importante ante el cambio climático, pues las poblaciones de plagas e insectos se adaptarán a las altas temperaturas y al cambio de humedad, y eso pone en riesgo la producción de alimentos.

Asimismo, dijo que ante estos incrementos en la temperatura habrá que generar tecnologías para utilizar con mayor eficiencia el agua y desarrollar plantas que se adecuen a las nuevas condiciones ambientales.

Ante ello señaló que se debe reducir el consumo de agua y cambiar los alimentos que consumimos: menos embutidos y más productos naturales, además de que las plantas que se utilicen en los jardines estén adaptadas a la zona, para evitar un mayor consumo de agua y que alberguen plagas e insectos que dañen el ambiente.

En el auditorio “Emiliano Zapata “ y acompañado de la “Banda Mixe Chapingo”, los 48 colegas de Parasitología escucharon a las autoridades y compañeros de generación, como el maestro Gustavo Gutiérrez , quien señaló: “Fuimos la generación que causaba escozor a las autoridades pues no se contaba con infraestructura ni con el personal docente para atender una generación tan numerosa, sin embargo, después nos convertimos en parte de la solución de muchos de los problemas que aquejaban a la Universidad y al campo mexicano; le dimos muchas cosas a Chapingo, pero nunca le retribuiremos todo lo que ella nos dio”.

En el reencuentro estuvieron presentes invitados especiales como el Doctor Marcelo Acosta Ramos, director del Departamento de Parasitología; la Dra. Luz María Rangel, el Dr. Mario Galeana; el doctor Guillermo López Aceves; el Ingeniero Carlos Antonio Funes Tirado, que tiene 51 años como profesor; el Maestro en Ciencias Tulio Méndez y el Dr. Roney Solano Vidal y se contó con la presencia del Maestro en Ciencias Otilio García, subdirector de la Dirección de Investigación y Posgrado, en representación del Rector José Sergio Barrales Domínguez, entre otros.

La organización del encuentro de generación 1975-1982 se llevó a efecto durante los días 16 y 17 de junio que cubrieron tres áreas importantes: en primer lugar el reencuentro y remembranza que consistió en un recorrido por los sitios de interés de la universidad, una comida en el comedor central, para recordar esos tiempos de doblete y la atención especial de “las tías”.

En segundo lugar, el aporte que los miembros de esta generación entregan a su Alma Mater como agradecimiento por habernos formado y hacernos personas de bien. Con la organización de una mesa de opinión que integró la participación de alumnos vigentes del departamento, profesores y los egresados de 35 años, cuyas conclusiones y recomendaciones se darán a conocer posteriormente.

Así como la inauguración de la calzada de los egresados que incluyó una placa con los nombres de la primera generación de Parasitología y otra con los nombres de la generación que cumplió 35 años de egreso, además de la donación de nueve árboles.

El día sábado, fueron depositadas ofrendas florales a los maestros: Ing. Ignacio Hernández Olmedo, Dr. Ricardo Coronado Padilla y al Agrónomo desconocido donde se rindió un sentido homenaje a sus compañeros caídos en la lucha por la vida. Y tercero, la cena baile en un conocido salón de la ciudad de Texcoco, donde se entregaron reconocimientos a todos los compañeros egresados de la generación 1982 y a los profesores invitados.

Los egresados agradecieron al Dr. José Sergio Barrales Domínguez, Rector de la Universidad y al Dr. Marcelo Acosta Ramos por las atenciones brindadas y su invaluable apoyo institucional para la realización de este magno evento.