SIMPOSIO MÉXICO: EL PAÍS DONDE NO PASA NADA